Lo que menos quiero es ser un sitio para celiacos…

Lo que menos quiero es ser un sitio para celiacos… #Escándalo

He amado pasar tiempo en la cocina desde pequeño. Algunos de los motivos incluyen: preparar comida para compartir con quienes amo, recrear recetas, hacer creaciones nuevas y experimentos a veces explosivos, aprender más de cómo funcionan los ingredientes, disfrutar de conversaciones tontas, gratas o profundas… Quizá sea bueno mencionar un dato curioso: disfruto mucho más preparar comida que comerla (quiero pensar que no es porque me sale mala). Claro, disfruto ambos, pero el placer de preparar comida es para mi, por mucho, mayor al de consumir la comida.

A los 17 años descubrí que tenía enfermedad celiaca (pronto escribiré toda una entrada al respecto). Esto me llevó a dar uno de los giros más drásticos que he dado en mi vida. Llevaba años ya disfrutando de la cocina, más específicamente, de la panadería y repostería y, de momento, sentí miedo al saber que tendría que dejar de utilizar harina de trigo, cebada, centeno… incluso avena! Al buscar alternativas sin gluten, me di cuenta de que la mayoría de ellas suele ser muy alejada a sus versiones de trigo en cuanto a textura y sabor. Yo, sacado de onda, me sentí atrapado y decidí aprovechar mi gusto por la ciencia y juntar ambas fascinaciones: la cocina y la ciencia.

Así, pues, comencé a investigar y desarrollar recetas sin gluten que ambos los celiacos y los no-celiacos pudieran disfrutar (algunas acercadas a su contraparte con gluten, otras idénticas y unas cuantas incluso mejores). Debo mencionar que al inicio salieron del horno cosas horrorosas, pero poco a poco fui conociendo más y más los ingredientes y sus comportamientos y hoy en día me siento mucho más libre en la cocina sin gluten. Adicionalmente, también nos percatamos en casa de que la mayoría de los alimentos que preparamos pueden fácilmente convertirse a libres de gluten sin sufrir consecuencia alguna.

Siento que me estoy saltando mil detalles, pero debo continuar con el hilo de la entrada y evitar convertirla en un a epístola… De vuelta a la bienvenida del sitio que hoy decido comenzar.

Este será un sitio en el cual encontrarás no solo recetas especializadas sin gluten, información y relatos de la enfermedad celiaca, sino también recetas de diario, para todos.

Lo que menos quiero es ser un sitio para celiacos (no se me ofendan, criaturas bellas con EC). Lo que quiero es un sitio que sea útil y entretenido para TODOS. Vamos, quiero crear un sitio para TODOS (y, claro, con énfasis en ser celiaco-friendly). Todas las recetas que subiré utilizarán ingredientes 100% libres de gluten (sin TACC), que, en su gran mayoría, serán ingredientes de diario.

Verás una que otra cosa rara (lo que te dirá cualquiera de mis amistades si le pides que me describa), cosas deliciosas, cosas interesantes, videos, quizás uno que otro ebook 😉 y productos que tenga a la venta en mi bella Guadalajara, Jalisco… En fin, este sitio  será un lugar amplio para expresarme. Espero sinceramente que les agrade y que pueda compartir mi pasión y curiosidad por la cocina con ustedes.

Tómate la libertad de dejar comentarios, preguntas o peticiones al final de las entradas y de compartir el post que más te agrade. Si deseas recibir las entradas nuevas que se vayan publicando, puedes ir al final del sitio e ingresar tu correo en el formato de suscripción (no olvides confirmar en tu bandeja).  También puedes añadir esta página a tus favoritos… si es que es digna, claro.

Y,  bueno, ¡comenzamos!

4 Comments Add yours

  1. Ina says:

    Te deseo lo mejor, que sigan los éxitos Sam. 😘

    1. Samuel Peña says:

      Muchas gracias, Ina!!! <3

  2. Gabbs says:

    Wow! Me encanta este nuevo proyecto. Estaré al tanto de tus publicaciones.
    Tu fan de siempre

    1. Samuel Peña says:

      Gaaaabbs, muchas gracias!!!! Significa mucho <3 Te mando un gran abrazo y un beso!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *